Qué es el coaching y para qué sirve

 

El coaching proviene del término inglés “coach”, que significa entrenador. Podemos definir el coaching como una metodología de aprendizaje a través de la cual un individuo ayuda a que una persona o varias a cumplir una serie de metas u objetivos que hasta ahora parecían inalcanzables.

Es un proceso completamente confidencial. Lo que se trabaja en las sesiones de coaching no puede trascender ese espacio de seguridad e intimidad. Todo ello a través de técnicas y herramientas destinadas a que sea el propio coached (protagonista del proceso de coaching) el que lleve un análisis de su conducta y pensamientos para encontrar la meta u objetivo que buscamos.

Este proceso interactivo está realmente extendido, los grandes profesionales del mundo de las finanzas y del deporte (entre otras muchas profesiones) cuentan con un coach que les ayuda a ser la mejor versión de sí mismos personal y profesionalmente. No es una técnica que solo este siendo utilizada por profesionales, también está siendo implantada por muchas empresas punteras en la gestión de los recursos humanos.

Puede ser aplicado a todos los ámbitos de la vida: familia, deporte, trabajo, autorrealización, etc. Su enfoque puede ser cualquiera ya que no es una terapia ni un proceso curativo, es una forma de ser y hacer los diferentes aspectos cotidianos de la materia a la que lo enfoquemos. El coaching se puede realizar en persona o por teléfono, esto es realmente importante ya que no todo el mundo puede compatibilizar la asistencia física a una sesión de coaching con su vida cotidiana.El coaching a día de hoy es una practica accesible para todo el mundo. En el coaching hay clientes, no pacientes, por lo que no es necesario tener un problema para decidirse a contratar un coach. Solo hay que tener ganas de mejorar. Eso no significa que el coaching, únicamente, sirva para mejorar como persona, también puede ayudarnos a centrarnos, averiguar nuestro propósito o superar una situación adversa en la que nos hallamos en un momento puntual.

En Orientak trabajamos para fortalecer las diferentes cualidades de cada persona en el ámbito que se desee mejorar, con los profesionales, las técnicas y el enfoque adecuado podemos obtener una gran satisfacción en muchos aspectos de nuestra vida.

Nos basamos en el trabajo del día a día, en el esfuerzo. No se pueden obrar milagros ni cambiar de la noche a la mañana, pero lo que sí es seguro es que se pueden conseguir increíbles resultados siguiendo las pautas y los principios del coaching.

Una vez que hayamos definido los objetivos que deseamos alcanzar, determinaremos como llegar hasta ellos y evaluaremos tanto el camino a seguir como los diferentes pasos que vayamos dando. Se trata de un proceso parecido a la ayuda de un mentor, pero en el aspecto de nuestra vida que nosotros deseemos.

A través de Orientak podrás obtener la flexibilidad necesaria para compatibilizar el coaching con tu estilo de vida. Siempre trabajamos de manera individualizada con nuestros clientes, ya que cada persona es única en si misma y, como dice el primer principio del coaching: “Nadie tiene la verdad absoluta”.

 

 

Por lo tanto, desde Orientak queremos ofrecer la posibilidad de desarrollarte como persona hasta alcanzar tu máximo potencial.