TDAH en adolescentes

Diego Izquierdo López
Técnico profesional en trabajo social y drogodependencia

 

INTRODUCCIÓN

«TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, sintomáticamente evolutivo y de probable transmisión genética que afecta entre un 5 y un 10% de la población infantil, llegando incluso a la edad adulta en el 60% de los casos´´.

Se caracteriza por la incapacidad de mantener la atención en una única actividad durante largos periodos de tiempo, hiperactividad y gran dificultad para reprimir los impulsos. Si no es tratado debidamente y a tiempo, es muy probable que dificulte el desarrollo emocional, social y cognitivo de quien lo padece.

No se conoce a ciencia cierta el motivo por el cual la gente padece este trastorno, pero diferentes estudios han confirmado que hay una gran incidencia en el componente genético que hace que se transmita de progenitores a hijos.

El ambiente socio-familiar puede influir como agravante de los síntomas, pero jamás será la causa de la aparición del TDAH.

 Afortunadamente, la respuesta a un tratamiento adecuado es positiva en la gran mayoría de los casos, reduciendo al mínimo las dificultades que el trastorno pueda ocasionar e, incluso, pudiendo sacar provecho de ello, pues la energía, creatividad y asociación de ideas de los TDAH es notablemente superior a la del resto de la gente.

 

 

 TRATAMIENTO

Los tratamientos del TDAH han de ser individualizados y diseñados en función de cada persona.

Éstos deben hacerse desde un enfoque multidisciplinar y multimodal, atendiendo los aspectos cognitivos, conductuales, educativos, afectivos, sociales y familiares. Es un trastorno hipercinético, lo que significa que incidirá sobre distintos aspectos de su día a día, siendo necesario abordar cada uno de ellos.

La orientación psicopedagógica es fundamental, pues trabaja el rendimiento académico/laboral y su entorno (habilidades sociales, relación con sus iguales, organización y planificación de las tareas, etc.)

En la terapia psicológica se evaluará la conducta, motivando los hábitos positivos y limitando y tratando de eliminar los negativos. Se identificarán los factores inductores de una conducta inadecuada y se trabajará sobre ellos. Las conductas positivas se reforzarán y se usarán como potenciador de otros hábitos y conductas favorables.

 

 

TIPOS

El TDAH se puede dividir en tres tipos:

  • TDAH con predominio de déficit de atención: no se detecta a simple vista, pues no presentan una conducta agitadora. Pueden parecer tímidos y soñadores. Tienen una gran dificultad para mantener la atención. Esta inatención puede ocasionar muchos problemas en ámbito escolar/laboral.

 

  • TDAH con predominio hiperactivo-impulsivo: es sencillo identificarlo, puesto que presentan hiperactividad y sienten la necesidad de moverse constantemente. Son muy vehementes y les es realmente complicado reprimir sus impulsos. No tienen problemas de atención. Su conducta, por lo general, es problemática.

 

  • TDAH combinado: presentan las características de las dos anteriores (inatención, hiperactividad e impulsividad). Es el más común, seis de cada diez casos responden a este patrón.

 

 

CÓMO RECONOCER LOS SÍNTOMAS DEL TDAH. ALGUNAS RECOMENDACIONES

Los síntomas del TDAH variarán en intensidad dependiendo de cada paciente.

Reconocerlos es sencillo si predomina la hiperactividad, pues esta persona dará la sensación de nerviosismo constante, sus impulsos serán desmedidos, tendrá malas conductas…

Mas si es inatención lo que prevalece, parecerá que «sueña despierto´´, no prestará atención a los detalles, será muy olvidadizo, perdiendo objetos habitualmente, poco o nada perseverante en las tareas que empieza y – esto es muy significativo – cambiará frecuentemente de conversación.

Si reconocemos síntomas de los dos tipos anteriores, lo más probable es que nos encontremos ante un caso de TDAH combinado.

  

Es de vital importancia atender este trastorno en la manera adecuada y con ayuda de profesionales con conocimiento y experiencia en tratamiento de TDAH.  

Si se hace así es más que probable que, no solo no afecte negativamente, sino que resulte beneficioso para todos los aspectos de su vida, pues como antes hemos explicado, son personas con unas capacidades extraordinarias.